Acogemos a personas de orígenes y culturas diversas para conseguir que tod@s tengamos las mismas oportunidades.

Día Internacional de las Personas Migrantes: Derecho a migrar con dignidad

19/12/2018

Según datos del Missing Migrants Project de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de Naciones Unidas, 2.217 personas han muerto este 2018 intentando cruzar el Mediterráneo. En todo el mundo, la cifra de personas muertas o desaparecidas asciende hasta 4.476 personas.

La movilidad humana es una compleja realidad que a día de hoy está caracterizada por la enorme pérdida de vidas humanas, la impunidad para los autores de esos hechos y una tolerancia generalizada ante esas muertes. Las personas migrantes sufren graves violaciones de sus derechos a lo largo de todas las etapas migratorias: rutas de huida llenas de riesgos, redes de tráfico ilícito, condiciones laborales de explotación y una larga lista de situaciones intolerables a las que es necesario poner fin.

Con motivo Día Internacional de las Personas Migrantes (18 de diciembre), Bayt al-Thaqafa y todas las entidades federadas de Red Acoge, insistimos en la importancia de apostar por una sociedad donde todas las personas puedan gozar de sus derechos en igualdad de condiciones y sin discriminación alguna.

Por ello, compartimos el comunicado con motivo del Día Internacional de las Personas Migrantes que exige al gobierno que adopte las medidas políticas y legislativas necesarias para garantizar los derechos de todas las personas migrantes, entre ellas:

• Impulsar la derogación de la Disposición final primera sobre el Régimen Especial de Ceuta y Melilla establecido en la Ley de Seguridad Ciudadana, que autoriza las devoluciones sumarias. • Cumplir en todos los casos con su obligación de prestar auxilio a cualesquier persona que se halle en peligro. Toda embarcación en peligro debe ser socorrida.

• Asegurar la protección jurídica de los menores no acompañados.

• Equiparar los derechos laborales de las trabajadoras del hogar en el Régimen General de la Seguridad Social en el marco del Estatuto de los Trabajadores.

• Cerrar los Centros de Internamiento de Extranjeros.

• Desarrollar verdaderas políticas de integración que fomenten la igualdad de oportunidades.

• Modificar el modelo de cooperación con Marruecos.

• Ratificar la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migrantes y de sus Familiares.

Migración con dignidad

En Bayt al-Thaqafa acompañamos a las personas que llegan a nuestra entidad en la busca de un futuro en dignidad. A menudo hemos expresado nuestra preocupación por las políticas europeas de cierre de fronteras que en lugar de buscar la inclusión de las personas, hacen que migrar sea cada vez más peligroso y se pierdan más vidas en el camino. Se están vulnerando derechos tan básicos como el derecho a la vida o a huir de un país, ambos contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La semana pasada el Estado español firmó el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, para un abordaje multilateral de la migración. Este pacto supone un cambio radical en las políticas de disuasión, externalización, militarización y robustecimiento de la seguridad del control de fronteras llevadas a cabo por la mayoría de países.

El pacto, que no es vinculante, reafirma el respeto a la soberanía de los Estados a adoptar sus propias políticas migratorias y también se basa en los tratados internacionales de derechos humanos que obligan a los Estados a respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de todas las personas, sin discriminación alguna.

Por su parte, Naciones Unidas ha elegido “Migración con dignidad” como lema para conmemorar el Día Internacional de las Personas Migrantes.

Debemos exigir a los países y organismos competentes que sean coherentes y cooperen cuestiones de migración. Es su obligación proteger la vida de las personas y garantizar la igualdad de oportunidades y el derecho a una vida digna.

Comunicación, intercambio y diálogo

Es necesario que aprendamos a ver la migración y el diálogo entre culturas como una oportunidad y una fuente de diversidad que nos enriquece a todos. Para hacerlo, es indispensable que nos conozcamos, que perdamos el miedo a acercarnos, por muy diferentes que nos creamos.

Teresa Losada, fundadora de Bayt al-Thaqafa, nos dejó reflexiones irrebatibles sobre la importancia de acoger y cómo hacerlo: “Comunicación, intercambio, diálogo y encuentro, camino que lleva a la certeza de que todos compartimos la misma humanidad".

Sólo una sociedad diversa, en la que pongamos en valor las aportaciones que todos y cada una, podrá ser una sociedad en evolución.

 

¿Nos ayudas a difundir nuestro trabajo?

Comparte