Acollim a persones d'orígens i cultures diverses per aconseguir que tots i totes tinguem les mateixes oportunitats.

Lengua árabe, lengua materna en Barcelona: instrumento integrador

16/02/2018

La lengua árabe expresa el significado “la mañana del bien” (sabâh al-jayr), “la mañana de la luz” (sabâh al-nûr) para comunicar el mensaje “buenos días” y el significado “[estás] en familia y en llanura” (ahlan wa sahlan) equivale al mensaje “hola”. Tiene presente el género de la persona a la que nos dirigimos diferenciando entre tú masculino (anta) y tú femenino (anti). Es denominada la lengua de la letra dâd (ض), aunque muchos conocedores no nativos del árabe creen más peculiar el sonido de la ayn (ع) por su pronunciación gutural. Forma el tiempo futuro anteponiendo una partícula (sa/sawfa) al tiempo presente; quizás, porque piensa que el futuro se comienza a construir desde el presente. Es una lengua consonántica que no necesita vocales al considerarlas joyas, adornos prescindibles. Estas son algunas particularidades de la lengua árabe estándar compartida por 23 países desde África hasta Asia.

Un elemento básico de ella es la diglosia, es decir, su variedad lingüística: el árabe estándar y el dialecto árabe propio de cada país.

El árabe estándar se produce en los acontecimientos de la escritura: en los libros de texto escolares y en los académicos, en la literatura, en la prensa, en el libro sagrado de la religión musulmana, el Corán, en los documentos oficiales, administrativos y comerciales, pero también en ciertos acontecimientos del hablar: en la conferencia, en el rezo, en la televisión (telediarios, dibujos animados, seriales…), en la comunicación entre hablantes árabes nativos y no nativos.

El dialecto árabe propio de cada país se produce en otros acontecimientos del hablar: en la familia, con los amigos, se piensa y se sueña en dialecto árabe; se utiliza también en producciones culturales populares como el teatro y las telenovelas.    

La lengua árabe estándar tiene una gramática y sintaxis diferente a nuestras propias lenguas, catalán y castellano. En un pasado, se habló en nuestra tierra y conservamos testimonios escritos en árabe en nuestras ciudades.

 

Enseñar árabe y la pasión por la lengua árabe a los niños y niñas

Bayt al-Thaqafa organiza cursos de árabe estándar dirigidos a niños y niñas. El aprendizaje de otra lengua supone un esfuerzo, incluso el aprendizaje infantil.

Un adulto tiene motivaciones prácticas: mejorar en el trabajo, encontrar uno nuevo, viajar… ¿qué motivaciones puede tener un niño o niña de padres marroquíes (la mayoría de inmigración que acoge Bayt al-Thaqafa) para aprender el árabe estándar? Si bien la respuesta puede parecer obvia, es su propia lengua, debemos recordar que no es su lengua materna debido a que el árabe está afectado por la diglosia.

Unos niños se ilusionan con las actividades de las clases de árabe, pero otros no ven inicialmente la necesidad de aprenderlo: viven en un contexto catalán y castellano y carecen de la disposición para seguir aprendiendo después de la escuela. Tanto Bayt al-Thaqafa —con los profesores y profesoras (árabes y españoles) de árabe—, como las familias árabes, transmiten la pasión por la lengua árabe estándar, la base de su lengua materna. De este modo, los niños, receptivos, cambian su percepción y vinculan el aprendizaje del árabe estándar con la importancia de conocer mejor su cultura y su propia lengua, que supone, también, conocer mejor su país de origen, Marruecos.

Al mismo tiempo, en Bayt al-Thaqafa, los niños y niñas árabes perciben un espacio integrador en el que culturas diversas (las familias marroquíes, los profesores de árabe: unos hablantes nativos y otros hablantes nativos castellanos y catalanes, así como el resto del personal de Bayt al-Thaqafa) participan del amor a la lengua árabe y a la cultura que representa.

 

(Artículo escrito por Montserrat Diaz, profesora d'árabe para los niños de Sant Vicenç dels Horts)

 

Ens ajudes a difondre la nostra feina?

Comparteix